Comercio Electrónico

Muchos de mis estudiantes y colegas me han pedido publicar sobre comercio electrónico, también llamado “E-business”, el cual consiste en mejorar la gestión de una empresa aplicando tecnología digital (medios informáticos y de telecomunicaciones) para automatizar procesos y facilitar el intercambio de información con clientes, empleados, distribuidores, proveedores, empresas colaboradoras, entre otros.

Algunos ejemplos de cómo se aplica el comercio electrónico:

  • Sacar dinero de un cajero automático.
  • Enviar mailing a un grupo de clientes.
  • Localizar proveedores en Internet.
  • Realizar pedidos online.
  • Pagar con medios electrónicos en tiendas por departamento, restaurantes, centros de esparcimientos, etc.
  • Flujo de información cuando se recibe un pedido de un cliente, solicitar materias primas a proveedores, control del stock en almacén y otros elementos de la gestión de una empresa.
  • Consultar el saldo y realizar pagos bancarios a través de Internet.

En resumen, E-bussiness consiste en comprar y vender productos y servicios a través de sistemas de telecomunicación.

El proceso de compra por internet

Al igual que en una tienda física, una tienda virtual permite ver una exposición con los productos que se distribuyen. El usuario puede, desde realizar consultas y comparaciones, hasta el click final (la acción, compra, la venta). El usuario podrá realizar todo este proceso sin salir de casa.

No olvidemos que el comercio electrónico es comprar y vender productos o servicios a través de sistemas de telecomunicación.

¿Por qué el comercio electrónico está ligado a Internet?

En los ejemplos anteriores hemos visto las diferentes situaciones de uso del comercio electrónico. Al aplicarlo a la Internet, se convierte en el modelo más avanzado de comercio electrónico ya que no solo permite acercar los productos al cliente mediante las tiendas virtuales, sino que supone toda una gestión automática del proceso de venta. Internet ha invadido nuestras vidas, haciéndose indispensable en todo momento.

Tipos de comercio electrónico

Actualmente, es una necesidad que las empresas dirijan sus esfuerzos a adaptar su sistema de ventas a Internet. De acuerdo al tipo de producto o servicio que ofrezcan existen dos tipos de comercio electrónico:

E-Bussiness Directo

  • El producto o servicio es intangible (no material) por lo que puede enviarse por medios electrónicos. Por ejemplo una suscripción a Spotify o Netflix.
  • No hace falta disponer de medios de distribución del producto o servicio.
  • El ciclo total de venta (contratación, pago y entrega) del producto o servicio se realiza a través de medios electrónicos.

E-Bussiness Indirecto

  • El producto o servicio es tangible (material), por lo que debe enviarse al cliente por los medios de distribución y transporte tradicionales. Comprar a través de alibabá, Amazón o una tienda por departamentos online.
  • Es necesario disponer de medios de distribución del producto o servicio, por lo que es un poco más complejo.
  • Sólo la contratación y el pago pueden realizarse a través de medios electrónicos, pero no la entrega del producto o servicio.

En próximas publicaciones trataremos sus beneficios y si nuestro negocio está obligado a entrar a este mundo digital.

Comunicación Corporativa

Las empresas de hoy ya se encuentran concientizadas desde su creación a darle la prioridad e importancia a la comunicación, tan fundamental como tener un área de logística, contable o de personal. Muchas de ellas optan por tercerizarla para economizar y otras con un presupuesto mayor, no solo la tienen dentro de su estructura orgánica, sino que la han dotado de mayor participación en el Directorio para el logro de los objetivos organizacionales. En este espacio trataremos sobre la comunicación corporativa.

¿Qué es la comunicación corporativa?

La comunicación corporativa es la encargada de planificar y dirigir estrategias comunicacionales de la organización con la finalidad de transmitir efectiva y eficientemente los mensajes a todas sus partes interesadas o a un determinado público objetivo, que aporte en el logro de uno o más objetivos.

En palabras más sencillas, la comunicación corporativa es el vocero abstracto de la empresa, que construye y lleva mensajes de interés a un público en específico a través de los canales adecuados. También, a través de ella, se realizan estrategias para que la imagen de la empresa u organización sea más atractiva y vendedora, dotándola de una personalidad única para diferenciarse de las demás y asemejándola a la del público que quiere conquistar.

Hay más funciones en el área de comunicación corporativa, como las relaciones con la prensa, los gabinetes, el manejo de crisis, entre otros; que tocaremos en otro momento.

¿Cultura, identidad, imagen y reputación?

Muchas veces confundimos estos conceptos, hasta los mismos especialistas de comunicación suelen hablar de una y otra ligeramente sin saber lo que cada uno de estos componentes significa para el logro de una buena campaña comunicacional.

Identidad corporativa: es la representación visual de la empresa u organización, compuesta por colores, gráficos, mensajes, etc; basados en su cultura y filosofía corporativa. Es la manera en cómo se proyecta la empresa ante su público.

Cultura corporativa: Son creencias (ideas), valores (principios) y pautas de conducta (modelo de comportamiento) dentro de la empresa u organización.

Imagen: Es la manera como la empresa u organización es percibida por el público. No siempre las estrategias de comunicación darán el resultado que esperamos. El mejor ejemplo: los esfuerzos de algunas entidades públicas en mejorar su imagen, cuyos resultados suelen ser negativos.

Reputación: Es una forma tangible de medir la imagen de la organización por parte del público interno y externo. Hay que tener cuidado con los “rates” en las redes sociales, ahora son el primer contacto de la empresa con el cliente.

Con esto podemos tener una idea más clara de lo que significa la comunicación corporativa, fundamental para crear lazos a largo plazo con el público y que nos ayudará a crear marcas de valor.